22/12/08

después de protagonizar

cuauhtémoc me puso en evidencia, quería estar ahí pero no tenía hambre, no quería ir a delicias, tenía una extraña sensación de inseguridad, había estado huyendo y pensando en que el santos era el mejor equipo, además de que hacia un frío verdaderamente invernal estábamos oyendo un disco bien extraño y nunca nadie me quitó la duda de quién diablos era. después de eso llegó el tío vecino, el perro con tacones, el sotol con manzana y el guincho se encargó de ponernos a todos a bailar.



No hay comentarios: