7/3/09

quiero decir que no hay mucha esperanza

los grandes movimientos necesitan una base, imaginen que una gran flota parte en busca de nuevos territorios y en un parpadeo el barco que los separaba del mar simplemente se desvanece. Algo así ocurre aquí. Cuándo todos pensábamos que estábamos en nuestro mejor momento, nuestro barco; el momo, se ha hundido.

no soy pesimista, sólo soy realista sí había un motivo para quedarse en esta ciudad asquerosa era la esperanza de una voz formada por el emergente arte local, señores hoy es el día del apocalipsis, es el principio del fin. Muestro mis respetos a los nuevos dueños, pero sería darnos ilusiones falsas en pensar que todo mantendrá el perfecto balance de antes, digamos que los engranes se irán oxidando y pronto todos dejaremos de producir, compraremos trocas como la de guso, y posiblemente nos metamos, sí bien nos va, de gerentes a un burger king.

he ido y he consumido los eventos de otros, el día que se hace algo bien sólo se hace apunte de lo que no salió tan bien. y saben qué? soy un ingenuo que pensó que realmente algo iba a cambiar. todos estamos condenados a la mierda, siempre lo estuvimos, sólo queda correr a un lugar seguro de las bombas que no tardan mucho en caer del cielo. Nos hemos dejado y hemos cedido, el nivel de nuestra vida es determinado por la gente poderosa, ¿cuánto tienes, cuanto vales?, yo no sé ya nada, he perdido la perspectiva de las cosas por completo. No es mi intención ventanear a nadie pero la gente que mejor se debería de llevar ni siquiera se puede voltear a ver, que levante la mano el que no tenga problemas con alguien más? problemas que pueden resolverse...

esta semana es de completo luto. porque lo que alguna vez pudo ser nunca ocurrirá, por los intereses y opiniones de unos cuántos la mayoría de nuestros esfuerzos se han ido directo a la mierda, este barco se ha desvanecido y veremos tristemente como se hunden todos nuestros amigos y con ello todos nuestros sueños.

hoy es el día en el que renucio a absolutamente todas las ideas que alguna vez cruzaron por mis posibilidades, quien sea que haya sido a lograrme convencerme de que no hay nada que hacer aquí. en este preciso instante saldré a conducir y a oir a blueshit mientras espero ser víctima de un abuso o con suerte de un tiroteo, nada muy difícil de encontrar.

p.d: no voy a permitir los comentarios en esta entrada, porque me cansé de leer opiniones sobre mis fallas ortográficas y no sobre el material que escribo.

a.