26/1/10

recursos del arrabal

íjole wey, nomams pinchi huevota entrar a la clase de las 9, pinchi profe se saca la ceja bien duro y se ve grazioso, pero con todo y eso el vato es buenavibra, al wey no le guzta que nosotros los chavos no leamos y tengamos un vocablo o esa madre bien pinchi jodido, dize que el internet nos esta perjudicando, yo pensé ooooralee pinchi profe si fumó de la buena este we. el vato comenta que todo y todos estamos bien jodidotes y si me preguntas de que se trato la clase de hoy no me pinchis recuerdo, nomas recuerdo que habló de la locuzion del charly contigo un wey buenaaonda el charly dizen que salvo al roock.

yo sólo recuerdo que pensé que tomar clase de radio con un vatillo que conduce un programa de trova en am no es onda. wghehgahwgh (ruido).

chale.

11/1/10

i live between concrete walls

el 09 ha terminado y ni me despedí de él en este querido blog, un año que pasé bastante ofendido, ya saben; por el tema de la violencia, la inseguridad y la estupidez colectiva (a esta última tambien me he acostumbrado), y bastante solitario y disperso con una actitud extraña y una desconfianza extrema a involucrar mis sentimientos en relaciones de cualquier índole.

El inicio del 20 10 ha sido increible, con la novedad de que existe un pequeño espacio (llamémosle estudio) -pronto fotos-, un pequeño lugar donde, con toda libertad y sin que nadie nos moleste, podemos echar a andar nuestro talento creativo para generar buena música pop y sacar la casta para que vean que acá existe algo, lo que sea, pero existe.

Parece que he recuperado mi capacidad de sopresa (fever ray is giving me -the chills-) junto con mi estabilidad emocional (aquella que perdí cuando empezé a oir más por un oído que por el otro), no engorde tanto este invierno y mi salud está inmejorable. Platicaba con la Petite la importancia de la felicidad para poder gozar de buena salud, y de la buena salud para generar felicidad (carajo, casi escribimos un best-seller de autosuperación), de nuevo puedo embriagarme cual si tuviera 16, todo parece ser tan simple.

Aunque sé que no lo parece, apenas cumpliré 23 (1 de febrero) y no me ondea tanto como cuando cumplí 22 (los nuevos 30), lo he superado rapidamente y me paro más derechito y alzo poquito la barbilla para asomarme a ver más allá de lo que cualquier pupila puede retratar. Se siente excelente volver a escribir aquí, después de que facebook y ocasionalmente twitter me obliguen a super-resumir mis ideas en pequeños y (espero) divertidos status, dándome un extraño sentimiento de pertenencia a algún tipo de generación, casi se puede asegurar que -download- se ha vuelto el verbo predilecto de millones y me parece fascinante el modo en que las personas moldean sus perfiles y se dividen entre los que maman al merriweather post pavillion y los que no. Bueno, el ciudadano promedio del siglo XXI podría pensar que eso es pertenecer a algo, qué no?

La primer entrada de este genial año, fuck 09.



a sí, este es mi twitter.