11/1/10

i live between concrete walls

el 09 ha terminado y ni me despedí de él en este querido blog, un año que pasé bastante ofendido, ya saben; por el tema de la violencia, la inseguridad y la estupidez colectiva (a esta última tambien me he acostumbrado), y bastante solitario y disperso con una actitud extraña y una desconfianza extrema a involucrar mis sentimientos en relaciones de cualquier índole.

El inicio del 20 10 ha sido increible, con la novedad de que existe un pequeño espacio (llamémosle estudio) -pronto fotos-, un pequeño lugar donde, con toda libertad y sin que nadie nos moleste, podemos echar a andar nuestro talento creativo para generar buena música pop y sacar la casta para que vean que acá existe algo, lo que sea, pero existe.

Parece que he recuperado mi capacidad de sopresa (fever ray is giving me -the chills-) junto con mi estabilidad emocional (aquella que perdí cuando empezé a oir más por un oído que por el otro), no engorde tanto este invierno y mi salud está inmejorable. Platicaba con la Petite la importancia de la felicidad para poder gozar de buena salud, y de la buena salud para generar felicidad (carajo, casi escribimos un best-seller de autosuperación), de nuevo puedo embriagarme cual si tuviera 16, todo parece ser tan simple.

Aunque sé que no lo parece, apenas cumpliré 23 (1 de febrero) y no me ondea tanto como cuando cumplí 22 (los nuevos 30), lo he superado rapidamente y me paro más derechito y alzo poquito la barbilla para asomarme a ver más allá de lo que cualquier pupila puede retratar. Se siente excelente volver a escribir aquí, después de que facebook y ocasionalmente twitter me obliguen a super-resumir mis ideas en pequeños y (espero) divertidos status, dándome un extraño sentimiento de pertenencia a algún tipo de generación, casi se puede asegurar que -download- se ha vuelto el verbo predilecto de millones y me parece fascinante el modo en que las personas moldean sus perfiles y se dividen entre los que maman al merriweather post pavillion y los que no. Bueno, el ciudadano promedio del siglo XXI podría pensar que eso es pertenecer a algo, qué no?

La primer entrada de este genial año, fuck 09.



a sí, este es mi twitter.

5 comentarios:

Payoman dijo...

yo quiero otra carne asada en la azotea...

este 2010 será el año de carneasada y música...

guso dijo...

Esto me gusta.

bIeNo dijo...

Ésta también :P

Luiroga dijo...

Descargamos, bebemos, reimos y gritamos. Llorar, ¿para qué?, o bueno, al menos ya no tanto.

Ja! Yo cumpliré 25 en marzo, y justo empiezo a rejuvenecer.

Si le está gustando Fever Ray, le recomiendo mucho a Soap&Skin, mi nueva cantautora favorita.

Hagamos de esta decada algo digno para quienes luego nos dirán "los rucos", jaja!

Petite dijo...

eEstás entrando en otra etapa jajajajajajajajajaja..te quiero